Palabras alusivas del Nivel Primario

Palabras alusivas a cargo de la profesora del Nivel Primario, Marcela Álvarez

DISCURSO 25 DE MAYO

 

   El 25 de mayo de 1810 comenzó un largo proceso que desencadenaría una sucesión de cambios paradigmáticos para la época en que se vivía. Estas reformas, vinculadas con la organización económica y política, se fueron desarrollando poco a poco, pero de manera constante. La gran convicción que tenían aquellos hombres y mujeres coloniales era vivir libres de toda dominación.  Hoy, revisamos ese pasado para encontrar puntos de coincidencia con la actualidad.

   Ser soberano en 1810, significaba romper los lazos políticos y económicos que nos unían a España, además de la creación de un gobierno propio que pudiera representar a nuestra sociedad . Estas ideas necesitaron de actores sociales convencidos de que los derechos de las personas debían ser reconocidos en un marco de libertad e independencia. Se necesitó recorrer un largo camino con marchas y contramarchas.

   En ese transitar se fue consolidando nuestro Estado nacional, dando lugar a la república en la que hoy vivimos.

   El concepto de soberanía se fue adaptando a través del tiempo. En la actualidad ser soberano es poder pensar y tomar decisiones con autonomía, en otras palabras, ser soberano implica ser libres, con la enorme responsabilidad de elegir qué hacer y sostenerlo con acciones.

  Nosotros, los actores sociales de hoy, somos soberanos cada vez que podemos pensar y poner en práctica nuestras ideas con libertad y sobre todo con respeto hacia los demás.

   El ejercicio de la soberanía es una práctica que podemos ejercer como ciudadanos cada vez que participamos y asumimos decisiones propias.

   Cada uno de nosotros, desde los más chicos hasta los adultos, cada uno desde su lugar,tenemos el gran compromiso de repensar nuestra historia nacional . Para lograrlo unamos nuestras reflexiones, seamos capaces de escucharnos unos a otros y respetarnos, sabiendo siempre que podemos ser capaces de seguir construyendo una verdadera y soberana Nación Argentina.

   Querida comunidad, este mes de la Virgen de Luján, pongámonos en sus manos para que nos guíe en este camino de seguir construyendo nuestro bendito país.